Latin Exploration 2010, la segunda Conferencia Internacional de Exploración en Latinoamérica, que se desarrolló los días 28 y 29 de octubre pasados en el Hotel Panamericano de Buenos Aires, Argentina, concluyó con un marcado éxito, por la calidad de las exposiciones, el nivel de los conferencistas y los temas del debate. En el cierre de la convención los asistentes participaron del análisis y discusión de la nueva Ley de Protección de Glaciares.

El ciclo de charlas durante la tarde del viernes continuó con Ricardo Martínez, gerente de Argentina Minera (Aminsa) quien recordó que las materias primas son las que mueven el mundo en este momento, gobernadas por un capital internacional que busca aquellos países en donde las facultades y las posibilidades de inversión les sean propicias y además potenciado por todo el crecimiento demográfico que empuja hacia adelante la producción minera, en particular para abastecer mercados como el de la China y la India. También nombró un hecho sumamente importante que es el proceso de urbanización que sufre el mundo, donde dos tercios de la población mundial provienen de los países emergentes y demandan nuevos minerales, nuevos metales y nuevos servicios que provee la minería.

Martínez añadió que una onza de oro equivale a 16 barriles de petróleo y que en esta década se han recibido más de 12.725 millones de dólares en inversión. El 40% de los proyectos están en cobre y atienden fundamentalmente los mercados chino e indio. Recordó también un hecho fundamental de fusiones que se dio a finales de los ’90 donde una compañía que compraba otra también compraba las reservas involucradas y cómo esa tendencia fue cambiando para transformarse en lo que es hoy, donde nuevamente las compañías principales están invirtiendo en exploración.

Martínez advirtió que los costos por exploración por onza van a verse incrementados día a día con el problema adicional que será un reto tecnológico pues las leyes serán cada día más duras. En esa dirección pidió especial atención a que en 1993 Argentina estaba avanzando con optimismo y prosperidad, cuando se reevaluaron yacimientos como el de Cerro Negro, donde las expectativas están marcadas por los extraordinarios precios que se han transado para comprar la onza en terreno alcanzando precios de 1.129, cuando el promedio es de 315 dólares.

En el cierre de la convención los asistentes participaron del análisis y la discusión de la nueva Ley de Protección de Glaciares. En el comienzo del debate, Carlos Saravia Frías socio de Saravia Frías Mazzinghi Abogados, comenzó su charla diciendo que “la minería no necesita ninguna ley para proteger los glaciares, ya que está implícito en la actividad la protección del medio ambiente, de todas maneras, nunca es malo que exista una ley que los proteja. De todos modos, el gran problema viene cuando entramos a discutir la definición del ambiente periglaciar. El artículo reza que se entiende por ambiente periglaciar en la alta montaña al área con suelos congelados que actúa como regulador del recurso hídrico, en la media y baja montaña al área que funciona como regulador del recurso hídrico, con suelos saturados en hielos. Esa no es una definición consistente, lo cual genera una serie de dificultades”.

“Por otro lado, el artículo 6 establece una clara y concreta prohibición a la actividad minera y petrolífera en estos glaciares y ambientes periglaciares”.

Saravia Frías planteó la gran controversia que se ha generado con la eliminación del artículo 17 de la Ley de Protección de Glaciares, que indicaba que deberían detenerse todas las actividades mineras hasta tanto se realice el inventario de glaciares. El proyecto de ley con dicha modificación, debió volver a la Cámara de Diputados para su aprobación y cumplir con el procedimiento habitual, un claro vicio de procedimiento parlamentario.

Otra controversia surge de la confrontación que existe entre la Nación con el derecho originario de las provincias que conforman la República Argentina frente al derecho de manejar los recursos naturales. En esa dirección es importante la definición de qué es proteger un bien tutelado y cómo protegerlo.

La ley aparece como anticonstitucional, en opinión de Carlos Saravia Frías, es abusiva, discriminatoria porque viola el derecho y el principio de igualdad ante la ley frente a derechos como el del trabajo y la inversión. Las soluciones posibles son de dos características: maximizarla a través de acciones judiciales que busquen la declaratoria de nulidad por inconstitucional e intermediar en la reglamentación, buscando acotar la definición del término periglaciar. Cualquiera de los diferentes remedios tendrá que ser evaluado de acuerdo con la conveniencia social y política de las acciones que se emprendan por lo cual Saravia Frías recomienda actuar de manera coordinada y en consuno para lograr el bien general y superior de la República Argentina.

A su turno, Julio Ríos Gómez, presidente de GEMERA, señaló que “se buscaba proteger las reservas hídricas y desde ese punto de vista se partió desde una falacia porque decían que en la Argentina el 70% del agua dulce que corre por los arroyos y ríos proviene de los glaciares y no hay nada más falaz y mentiroso que eso y parte de un sesgo político. A decir verdad, el 90% del agua que se usa en los sectores de mayor población en la Argentina proviene de cuencas subterráneas y del Norte del país y no tiene absolutamente ningún origen glaciar. Basados en ese razonamiento falaz se aprueba la Ley de Protección de los Glaciares en el año 2008. Luego se retoma el proyecto, que se denomina Bonasso, que tuvo y tiene una serie de controversias legales y técnicas. Ningún país renuncia o renunció voluntariamente a la explotación racional de sus recursos naturales, nadie lo ha hecho antes, por qué habríamos de hacerlo nosotros ahora”.

Asimismo, de la exposición de Ríos Gómez se extrae que las dificultades asociadas a la implementación de esta ley comienzan por la ausencia de un inventario de glaciares en la República Argentina, inventario que demoraría, según las autoridades, entre seis a siete años. En general, el Sur de la Argentina estaría más comprometido para el desarrollo minero, mientras que en las otras áreas, en particular la meseta central, las empresas deberán adicionar en su estructura de costos los estudios hídricos e hidrológicos que permitan definir que se está en observancia con lo que en ese momento la reglamentación entienda. Finalmente, las compañías deberán adoptar, de acuerdo con el estado de derecho, las regulaciones y las acciones judiciales pertinentes para buscar una definición y ampliar la posibilidad de trabajo minero.

Cabe aclarar que posterior a Latin Exploration 2010, el juez federal  Miguel Ángel Gálvez, adoptó la resolución de no aplicar la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección de Glaciares en el ámbito de la provincia de San Juan. La suspensión tuvo lugar un día después de que las cámaras y gremios mineros de San Juan presentaran un recurso de amparo cuestionando la constitucionalidad de la norma. Esto sienta un precedente para otras provincias  y deja  en claro que el debate continuará.

Dentro del marco de Latin Exploration 2010, el jueves 28 de octubre tuvo lugar una recepción en la Embajada de Canadá, en donde estuvieron presentes los asistentes de la conferencia y autoridades de la embajada. En tanto, el viernes 29, al mediodía, tuvo lugar un evento exclusivo para miembros de Argentina Mining Membership en el The Green Club de Hotel Panamericano, donde los miembros e invitados especiales asistieron a una degustación de vinos de la bodega Familia Zuccardi y pudieron disfrutar de sesiones de indoor golf.

Argentina Mining agradece a las empresas e instituciones que han hecho posible esta conferencia:

Silver Standard Resources; Pan American Silver; Wardrop; Minera Andes; Votorantim Metais; Austral Minerals; Ecominera; Embajada de Canadá y GEMERA.

Sobre Argentina Mining:

Argentina Mining es una firma de Marketing y Eventos, enfocada en el mercado minero Argentino. Su objetivo es vincular a la comunidad minera del país y establecer un ámbito de promoción de la actividad en el mundo, generando a su vez oportunidades de negocios. La empresa organiza el evento internacional premium de la minería Argentina, la Convención Argentina Mining, que se desarrolla bienalmente desde 1996 y la conferencia Latin Exploration, entre otros. Adicionalmente, provee asesoría en temas de relaciones públicas, marketing y desarrolla productos complementarios. Para mayor información visite www.argentinamining.com



Compartir

http://www.argentinamining.com/es/finalizo-latin-exploration-2010-con-un-debate-sobre-la-ley-de-glaciares